Más allá de “la izquierda y la derecha” o ¿Más allá de Monedero?

Carlos Quintero. (7/05/2014)

En primer lugar me gustaría aclarar que este es un artículo personal y un tanto “desenfadado” (o no) que pretende introducir diversas opiniones que pueden (y deben) convivir en un espacio político de unidad popular y de la izquierda (me disculparán por la palabreja).
Lo que les expongo, para quien le interese, son una serie de reflexiones o comentarios que he ido incrustando, en negrita y cursiva, en el reciente artículo que Juan Carlos Monedero ha publicado con el título de “Más allá de la izquierda y la derecha”. Les adjunto al final el enlace donde puede acceder a la publicación del artículo. 

El caso es que me gustaría aclarar algunas cosas, antes de que el modesto escrito pueda caer en las manos de Javier Parra o sus (ahora amigos para la causa anti-podemos) amigos radical-oportunistas. Una de las cosas es que yo, siendo militante de “Republicanos”, estoy apoyando de manera activa la candidatura de Podemos en Huelva. No pretendo exponer aquí las razones, pero como síntesis creo que la irrupción de Podemos ayuda a reconfiguar el espacio de la izquierda (otra vez la palabreja) en clave unitaria y rupturista, aunque queda un largo camino por recorrer. Les dejo con el texto.

Imagen


 

¿Habría existido el 15M si hubiera hecho de la “auto-ubicación” ideológica un carnet de entrada exigido a la puerta de las plazas? De hecho existió y el carnet de auto-ubicación ideológica se pidió. El carnet que se pedía era “Ser ni de izquierdas ni de derechas” a riesgo de quedar fuera del movimiento. Eso hubo que pelearlo.  ¿Tiene sentido insistir en el eje “derecha-izquierda” cuando uno de los dos partidos del régimen en España lleva en su nombre el adjetivo “socialista”? ¿Tiene sentido insistir en el eje “Arriba-Abajo” negando el de “Izquierda-Derecha” cuando es la seña de identidad de partidos como UPyD y consigna histórica del fascismo en España? ¿Es de izquierdas el sindicalista que levanta el puño y canta la Internacional saliendo del juzgado donde ha sido imputado por el caso de los ERE? No. Ser de izquierda es defender en la práctica el derecho de la mayoría. ¿Es “de abajo” ese mismo sindicalista? ¿Es de derechas igual la iglesia de base que la jerarquía? Pues depende, hay gente en la base (abajo) de la iglesia muy fascista ¡No conoce usted al cura de mi pueblo! En cambio, si definiera usted a esa “base” a la que se refiere como “curas rojos o de izquierdas” lo entendería perfectamente y le diría que sí, que una parte de “la base” es de izquierdas ¿Es igual de derechas el Papa Francisco que Benedicto XVI o Juan Pablo II? La verdad es que no lo sé. ¿Es igual de Derechas Obama que Bush? Contésteme usted. ¿Putin es de derechas o de izquierdas? Que profesor tan raro. Putin es uno de los grandes defensores del capitalismo y un gran anticomunista como por ejemplo…ejem. Obviamente Putin es de derechas. ¿Tienes que cargar por ser de izquierdas la responsabilidad de Stalin, Pol Pot o de los que han puesto coches bomba en un Centro Comercial? Mezcla usted churras con merinas. ¿Tiene usted que cargar por definirse como ni de izquierda ni derechas con la herencia de Onésimo Redondo, Jose Antonio Primo de Rivera, ¡O Rosa Diéz!. ¿Es de izquierdas el que está a favor de acabar con los medios privados de producción pero desprecia a las mujeres, a los inmigrantes o devasta el medio ambiente? ¿Y es de abajo? ¿No nos ubica con más “confusa claridad” hoy, en la crisis del modelo neoliberal, saber quién está arriba y quién está abajo? Cómo habrá podido comprobar la mayoría de las confusiones que usted plantea no se aclaran por el hecho de decir que “son de abajo” ¿No es más sencillo saber si echamos nuestra suerte con los de arriba que con los de abajo? No, ¿es de abajo quien maltrata a su mujer, quien contamina, quien trata mal a los inmigrantes, quien se corrompe en un sindicato? No es nada fácil responder Ya ve usted. Tampoco para la ciencia política. Porque es más fácil saber quién es derechas que quién es de izquierdas. Porque todos somos, de una manera u otra (que se lo pregunten a las mujeres o a los inmigrantes), bastante de derechas. Si, y depende de nuestras actitudes y hechos y de si reproducimos los valores de la clase dominante, por mucho que seamos “de abajo” estamos actuando como alguien de “derechas”. Por eso hay obreros de derecha, aunque estén abajo. El concepto “Derecha e Izquierda” se aplica a los hechos objetivos que benefician o no a la mayoría, que pese al “post materialismo” suele ser asalariada. Entre los “de abajo” como usted mismo comprueba, se producen actitudes en muchas ocasiones en abierta contradicción con los propios intereses de quienes incurren en ella.

Es cierto que cuando alguien dice que no es ni de derechas ni de izquierdas, casi siempre habita ese lugar del egoísmo, de la apuesta por el orden antes que por la justicia, de la defensa del privilegio, la cobardía o la pusilanimidad que hemos identificado históricamente como “derecha” (he dedicado a esto casi todo un libro). ¡Bravo! Pero definir qué es la izquierda  ha difuminado en exceso los contornos ¡No! Todo lo contrario. El no definirla ha difuminado los contornos!. Si alguien quiere seguir teniendo una presencia social de secta en España, sólo necesita insistir con verdad de catecismo en que sólo hay salvación en la pureza ideológica. Entiendo que para usted la ideología mixta tenga mucho más valor. Una ideología que represente en porcentajes los intereses de los trabajadores y de otros…(a definir). No, la salvación no viene de un puñado de gente que tenga las ideas claras, sino de que esa gente sepa conectar con el pueblo, Pero no para confundirlas más. Hay que revertir casi medio siglo de desarticulación ideológica. ¡Ni que lo diga! Aplíquese el cuento. Un sentido común sólo se combate con otro sentido común que se cuele por los intersticios. Si la letra no entra con la sangre, la ideología tampoco. En esa enseñanza, es tiempo más de poetas y músicos que de ideólogos. Pues aprenda a tocar la guitarra o deje paso. De emociones que desvistan la razón. No es que no hagan falta ideas, sino que para desaprender todo lo que hay que desterrar hace falta convencer y no vencer. Tiempo de persuasión. Supongo que esto es un ripio. Por eso, no tiene sentido de futuro ningún proyecto político que no le regrese a la gente toda la política delegada en las últimas décadas.  ¡En esto estamos de acuerdo hombre! Acertó Podemos al hacer de las primarias el punto de arranque de su proyecto.

Como en el 15M, los que tengan todo muy claro que den un paso atrás para que los que más necesidades ideológicas tengan puedan servirse su propio plato. ¿Usted qué es, de los que lo tiene claro o no? ¿De los que se echan atrás o de los que están adelante sirviéndose varios platos de presencia, al tiempo que le dice a los demás que se echen para atrás? De lo contrario, por mucho que se den en las espaldas con látigos curtidos en los viejos almacenes de la izquierda, estarán sembrando la hegemonía de esa derecha que creen combatir. Cosas de estos tiempos de confusión donde parece que sólo la derecha sigue teniendo las cosas claras. Seguimos estando de acuerdo…mucha confusión.

 

http://www.comiendotierra.es/2014/05/07/mas-alla-de-la-izquierda-y-la-derecha/

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s