Concentración por la III República del 10 de junio en Huelva

Ayer dia 10 de junio, RPS junto a diversos colectivos como el SAT, PCE, IU, UJCE, JCE (m-l) y Foro Por la Memoria de Huelva, se dieron cita a las 19:30 frente a subdelegación del gobierno en un acto convocado por la Coordinadora 22M para protestar contra la injusta encarcelación de unos compañeros del SAT en Granada, Carlos y Carmen. La protesta reunió al menos a un centenar de personas, a las que posteriormente se unieron mas personas que venían a la concentración de las 20:00 a favor del referéndum por la tercera república. Aunque la policía avisó de que la concentración de las 8 no tenia permiso, esta transcurrió sin incidentes ni ningún tipo de problema. Se dió inicio a la asamblea, donde se crearon diversos grupos de trabajo de cara a preparar la protesta del día 19 de junio por la coronación de Felipe, que se pretende que sea masiva a nivel de todo el estado español.

La abdicación del rey Juan Carlos es un claro intento de la oligarquía por calmar los ánimos, ya que están nerviosos por la caída del bipartidismo en las europeas y el ascenso de la izquierda. Por eso, ahora mas que nunca es necesaria la completa unidad y la lucha de los sectores de la izquierda y las fuerzas progresistas y republicanas. Creemos el Frente Popular y con unidad golpearemos al bipartidismo y a la oligarquía como si fuésemos un solo puño. Se informará próximamente de la hora y lugar de la concentración del dia 19. Salud y República. 

Imagen

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

Más allá de “la izquierda y la derecha” o ¿Más allá de Monedero?

Carlos Quintero. (7/05/2014)

En primer lugar me gustaría aclarar que este es un artículo personal y un tanto “desenfadado” (o no) que pretende introducir diversas opiniones que pueden (y deben) convivir en un espacio político de unidad popular y de la izquierda (me disculparán por la palabreja).
Lo que les expongo, para quien le interese, son una serie de reflexiones o comentarios que he ido incrustando, en negrita y cursiva, en el reciente artículo que Juan Carlos Monedero ha publicado con el título de “Más allá de la izquierda y la derecha”. Les adjunto al final el enlace donde puede acceder a la publicación del artículo. 

El caso es que me gustaría aclarar algunas cosas, antes de que el modesto escrito pueda caer en las manos de Javier Parra o sus (ahora amigos para la causa anti-podemos) amigos radical-oportunistas. Una de las cosas es que yo, siendo militante de “Republicanos”, estoy apoyando de manera activa la candidatura de Podemos en Huelva. No pretendo exponer aquí las razones, pero como síntesis creo que la irrupción de Podemos ayuda a reconfiguar el espacio de la izquierda (otra vez la palabreja) en clave unitaria y rupturista, aunque queda un largo camino por recorrer. Les dejo con el texto.

Imagen


 

¿Habría existido el 15M si hubiera hecho de la “auto-ubicación” ideológica un carnet de entrada exigido a la puerta de las plazas? De hecho existió y el carnet de auto-ubicación ideológica se pidió. El carnet que se pedía era “Ser ni de izquierdas ni de derechas” a riesgo de quedar fuera del movimiento. Eso hubo que pelearlo.  ¿Tiene sentido insistir en el eje “derecha-izquierda” cuando uno de los dos partidos del régimen en España lleva en su nombre el adjetivo “socialista”? ¿Tiene sentido insistir en el eje “Arriba-Abajo” negando el de “Izquierda-Derecha” cuando es la seña de identidad de partidos como UPyD y consigna histórica del fascismo en España? ¿Es de izquierdas el sindicalista que levanta el puño y canta la Internacional saliendo del juzgado donde ha sido imputado por el caso de los ERE? No. Ser de izquierda es defender en la práctica el derecho de la mayoría. ¿Es “de abajo” ese mismo sindicalista? ¿Es de derechas igual la iglesia de base que la jerarquía? Pues depende, hay gente en la base (abajo) de la iglesia muy fascista ¡No conoce usted al cura de mi pueblo! En cambio, si definiera usted a esa “base” a la que se refiere como “curas rojos o de izquierdas” lo entendería perfectamente y le diría que sí, que una parte de “la base” es de izquierdas ¿Es igual de derechas el Papa Francisco que Benedicto XVI o Juan Pablo II? La verdad es que no lo sé. ¿Es igual de Derechas Obama que Bush? Contésteme usted. ¿Putin es de derechas o de izquierdas? Que profesor tan raro. Putin es uno de los grandes defensores del capitalismo y un gran anticomunista como por ejemplo…ejem. Obviamente Putin es de derechas. ¿Tienes que cargar por ser de izquierdas la responsabilidad de Stalin, Pol Pot o de los que han puesto coches bomba en un Centro Comercial? Mezcla usted churras con merinas. ¿Tiene usted que cargar por definirse como ni de izquierda ni derechas con la herencia de Onésimo Redondo, Jose Antonio Primo de Rivera, ¡O Rosa Diéz!. ¿Es de izquierdas el que está a favor de acabar con los medios privados de producción pero desprecia a las mujeres, a los inmigrantes o devasta el medio ambiente? ¿Y es de abajo? ¿No nos ubica con más “confusa claridad” hoy, en la crisis del modelo neoliberal, saber quién está arriba y quién está abajo? Cómo habrá podido comprobar la mayoría de las confusiones que usted plantea no se aclaran por el hecho de decir que “son de abajo” ¿No es más sencillo saber si echamos nuestra suerte con los de arriba que con los de abajo? No, ¿es de abajo quien maltrata a su mujer, quien contamina, quien trata mal a los inmigrantes, quien se corrompe en un sindicato? No es nada fácil responder Ya ve usted. Tampoco para la ciencia política. Porque es más fácil saber quién es derechas que quién es de izquierdas. Porque todos somos, de una manera u otra (que se lo pregunten a las mujeres o a los inmigrantes), bastante de derechas. Si, y depende de nuestras actitudes y hechos y de si reproducimos los valores de la clase dominante, por mucho que seamos “de abajo” estamos actuando como alguien de “derechas”. Por eso hay obreros de derecha, aunque estén abajo. El concepto “Derecha e Izquierda” se aplica a los hechos objetivos que benefician o no a la mayoría, que pese al “post materialismo” suele ser asalariada. Entre los “de abajo” como usted mismo comprueba, se producen actitudes en muchas ocasiones en abierta contradicción con los propios intereses de quienes incurren en ella.

Es cierto que cuando alguien dice que no es ni de derechas ni de izquierdas, casi siempre habita ese lugar del egoísmo, de la apuesta por el orden antes que por la justicia, de la defensa del privilegio, la cobardía o la pusilanimidad que hemos identificado históricamente como “derecha” (he dedicado a esto casi todo un libro). ¡Bravo! Pero definir qué es la izquierda  ha difuminado en exceso los contornos ¡No! Todo lo contrario. El no definirla ha difuminado los contornos!. Si alguien quiere seguir teniendo una presencia social de secta en España, sólo necesita insistir con verdad de catecismo en que sólo hay salvación en la pureza ideológica. Entiendo que para usted la ideología mixta tenga mucho más valor. Una ideología que represente en porcentajes los intereses de los trabajadores y de otros…(a definir). No, la salvación no viene de un puñado de gente que tenga las ideas claras, sino de que esa gente sepa conectar con el pueblo, Pero no para confundirlas más. Hay que revertir casi medio siglo de desarticulación ideológica. ¡Ni que lo diga! Aplíquese el cuento. Un sentido común sólo se combate con otro sentido común que se cuele por los intersticios. Si la letra no entra con la sangre, la ideología tampoco. En esa enseñanza, es tiempo más de poetas y músicos que de ideólogos. Pues aprenda a tocar la guitarra o deje paso. De emociones que desvistan la razón. No es que no hagan falta ideas, sino que para desaprender todo lo que hay que desterrar hace falta convencer y no vencer. Tiempo de persuasión. Supongo que esto es un ripio. Por eso, no tiene sentido de futuro ningún proyecto político que no le regrese a la gente toda la política delegada en las últimas décadas.  ¡En esto estamos de acuerdo hombre! Acertó Podemos al hacer de las primarias el punto de arranque de su proyecto.

Como en el 15M, los que tengan todo muy claro que den un paso atrás para que los que más necesidades ideológicas tengan puedan servirse su propio plato. ¿Usted qué es, de los que lo tiene claro o no? ¿De los que se echan atrás o de los que están adelante sirviéndose varios platos de presencia, al tiempo que le dice a los demás que se echen para atrás? De lo contrario, por mucho que se den en las espaldas con látigos curtidos en los viejos almacenes de la izquierda, estarán sembrando la hegemonía de esa derecha que creen combatir. Cosas de estos tiempos de confusión donde parece que sólo la derecha sigue teniendo las cosas claras. Seguimos estando de acuerdo…mucha confusión.

 

http://www.comiendotierra.es/2014/05/07/mas-alla-de-la-izquierda-y-la-derecha/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

CONCENTRACIÓN EN EL SAE DE HUELVA POR EL EMPLEO Y DIGNIDAD.

Esta mañana, convocados/as por la Coordinadora Estatal de la Dignidad, miles de personas en todo el Estado han ocupado las delegaciones de los Servicios de Empleo Autonómicos/INEM.

Imagen

Esta acción que ha sido sostenida por las distintas Coordinadoras Provinciales de la Dignidad, está enmarcada dentro de una estrategia que tuvo su pistoletazo de salida con la Marcha del 22-M. La próxima convocatoria será el 21 de Junio, cuando cientos de miles de personas ocuparemos los distintos Parlamentos autonómicos.

La causa del problema que estamos atravesando va más allá del reaccionario gobierno del PP. Se trata de un problema de régimen, y esto quedará visibilizado en la convocatoria del día 21 de Junio. La causa fundamental de nuestros problemas hay que buscarla dentro de España y no “tirar balones fuera”. La decisión de acatar los recortes de la UE es, en definitiva, una decisión interna de los pueblos que conformamos España. El problema fundamental sigue siendo que todos los pueblos que componen España están controlados por una exigua oligarquía que usa el Estado como fortaleza contra los trabajadores

Imagen

(Fotos de Paqui Segarra)

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

Forzar elecciones anticipadas en Andalucía. Por un “Frente de Izquierda”

Carlos Quintero. 10/04/14. 13:00. Frente Izquierda Andalucia

La polémica concreta a raíz de la Corrala de la Utopía entre PSOE e IU ha puesto sobre la mesa una realidad: Las aspiraciones democráticas de las masas chocaran con los que intenten gestionar el régimen desde la izquierda, porque como hemos venido manteniendo, el problema son precisamente los límites del régimen. Las aspiraciones democráticas de pan, techo y trabajo, no caben en esta correlación de fuerzas entre el pueblo y la oligarquía, y precisamente este régimen es fruto de esa correlación de fuerzas. Otra correlación de fuerzas,  que es lo que pretendemos, tiene que dar lugar a un gobierno provisional que garantice unas mínimas condiciones democráticas en las que poder llevar a cabo un proceso constituyente con garantías para las clases populares.

La participación de las fuerzas que proponen la ruptura democrática en las instituciones del régimen sólo puede ser entendida en la clave de poner de manifiesto esta realidad. Si desde la izquierda se participa en los gobiernos del Estado (y los gobiernos autonómicos son gobiernos del Estado) debe ser para demostrar en la práctica al pueblo  que las iniciativas legislativas y las acciones ejecutivas que traten de satisfacer las necesidades, chocaran una y otra vez con los límites del régimen, que son más profundos que la ostentación por la derecha del poder ejecutivo. Ya que además hay que tumbar el poder Judicial y para eso es necesario estar por encima de los 3/5 en las cámaras para modificar la Constitución. Además habría que asumir todo esto en un más que seguro contexto de desestabilización política a través de la fuerza de los medios de comunicación y de guerra económica en un país con 6 millones de parados y un débil tejido productivo industrial. Ahí  tenemos el ejemplo de Venezuela para darnos cuenta de que el poder y la solución del problema van más allá de tener el BOE.  Esa es una visión idílica de la lucha de clases que esconde la naturaleza antidemocrática de este régimen.

¿Decimos con esto que hasta el día final de la revolución es imposible hacer nada? Ni mucho menos. Como se dice arriba de lo que se trata es de no utilizar la participación en los gobiernos del régimen para crear falsas esperanzas democráticas sobre el propio régimen. De lo que se trata no es de favorecer un escenario de gobernabilidad a cambio de algunas migajas, porque ni siquiera las migajas serán concedidas. También entendemos que esta circunstancia no va a ser comprendida por las masas, que son las que lo tienen que comprender, por el mero hecho de teorizarlas, sino que es necesario generar estas contradicciones en la práctica  y mostrarle al pueblo que el único camino posible para conseguir sus legitimas aspiraciones pasa por la ruptura democrática.

El caso del conflicto abierto en la Junta de Andalucía a raíz del realojamiento de las familias que ocupaban la “Corrala de la utopía” es un claro ejemplo de lo que venimos hablando. La contradicción no deja de tener su enjundia. IU ha actuado consecuentemente al utilizar su gestión a través de Fomento, de la competencia en vivienda para hacer frente al desalojo de las familias. Pero no deja de ser paradójico que el argumento que ha utilizado el PSOE sea el de que el problema va mucho más allá de las 30 familias de la Corrala, y ponga sobre la mesa que sólo en Sevilla hay 12.000 familias inscritas para la demanda de una vivienda de protección oficial. Con este argumento el PSOE consigue un par de cosas. Por un lado dejar claro que los “mecanismos” institucionalizados para conseguir “justicia social”  son los únicos válidos, aunque ya nadie cree en ellos. Y por otra parte trata de generar un conflicto y división entra las familias que están luchando de manera activa por el derecho a la vivienda y entre las que esperan poder acceder a una vivienda de protección oficial por los estrechos caminos legales. El PSOE y el PP no tardaran en azuzar a unos contra otros y en denunciar un  trato de favor por parte de IU hacia las familias de la Corrala de la Utopía, por fines electorales de la formación.

Pues bien, fundamentalmente para esto hay que estar en los gobiernos del régimen. Para forzar estas situaciones y mucho se ha tardado en forzar la situación. Las fuerzas políticas no se retratan sólo en las declaraciones de intenciones, en la letra de los pactos de gobierno firmados, ni tan siquiera en las leyes puntuales que se puedan sacar adelante (Ahí tenemos el papel mojado de la Constitución o el decreto de expropiación de la vivienda de la Junta de Andalucía) sino fundamentalmente por el cómo se actúa cuando la teoría choca con la práctica. IU tiene que demostrar en la gestión de este conflicto hasta dónde está dispuesta a llegar. Debe aclarar con los hechos  si su lema en las elecciones autonómicas, el “Rebélate” era una pose o una verdadera consigna. Se puede y se debe forzar al PSOE a ir a unas elecciones autonómicas anticipadas. Se puede y se debe  desde el gobierno de la Junta explicar al pueblo por qué el gobierno de la Junta nunca podrá solucionar los problemas de la gente, y no sólo desde una visión maniquea de choque con el gobierno del PP o el de Bruselas, sino también por la propia naturaleza del gobierno de la Junta donde la hegemonía es del PSOE.

La Marcha del 22-M que ha puesto además su próximo objetivo en rodear los Parlamentos Autonómicos, entre ellos el de la Junta de Andalucía, debería  hacer ver a los dirigentes de IU que la alianza que tienen que llevar a cabo para gobernar en Andalucía no es con el PSOE, sino con el pueblo dispuesto a luchar. Como demuestra el caso de la Corrala e irán demostrando otros muchos casos, o se está en contra, o se está con el régimen, porque las migajas que se podrán conceder desde este entramado nunca podrán satisfacer las demandas democráticas cada vez más masivas y cada vez más básicas y acuciantes. IU por la posición que ocupa, debe asumir el compromiso de liderar la conformación de un gran Frente de Izquierdas empezando por Andalucía, inspirándose en el ejemplo de AGE, que plante cara al régimen por la izquierda y prepare el camino para forzar un adelanto electoral en Andalucía.

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

Del 22-M al nuevo Frente Popular

Carlos Quintero. 4/4/14Imagen

Antes incluso de la Gran Marcha de la Dignidad, sin saber aún que se sobrepasarían las previsiones más optimistas, advertíamos que la clave no estaría tanto en lo que pasara el día 22-M, sino en lo que pasara después. Es indiscutible que la capacidad que tendríamos para emprender un objetivo más ambicioso tras la Marcha para darle continuidad a nuestros objetivos, iba a estar muy influida por el grado de éxito de la convocatoria. Pues bien, el grado de éxito ha sido mayúsculo y esto nos sitúa ante una gran responsabilidad. El listón de las expectativas está por las nubes y ahora toca ver si estamos a la altura de las circunstancias.

Los regímenes no solo caen por una gran movilización. Los regímenes caen por grandes movilizaciones  sostenidas en el tiempo por una alternativa de poder. Si no hay alternativa de poder que sostenga la lucha, los gobiernos del régimen sólo tienen, una vez cada 6 meses, que aguardar que nos manifestemos, y llevar a cabo posteriormente una batalla desinformativa e ideológica  durante un par de semanas contra nuestra movilización para confundir al pueblo. Una vez apagado el fuego, enfrente no tienen nada, sólo un pueblo desmadejado al que pueden seguir explotando. Se corre el riesgo de que las grandes movilizaciones se conviertan en válvulas de escape de nuestra ira, pero incapaces de cambiar la realidad. De ahí a caer en la frustración que hemos ido bordeando, durante un par de años por la ineptitud de quienes dirigían la lucha  hasta que llegó el 22-M, solo hay un paso.

Hay que cuidarse mucho de los que se empeñen en rebajar nuestra fuerza a la categoría subalterna de la movilización y de la protesta y traten de vetar la capacidad del pueblo para apoyándose en esas movilizaciones “asaltar los cielos institucionales”. Ese “Olimpo Congresual” que pasó del franquismo a la monarquía reservado a los representantes de la Oligarquía y a los dirigentes “progresistas”  dispuestos a no salirse del guión que los que ganaron la guerra del fascismo contra el pueblo  y el Frente Popular, tenían escrito para nosotros.

El 22-M nos devolvió la certeza de sabernos vivos. De saber que para levantarnos necesitamos la unidad de todos los trabajadores dispuestos a luchar independientemente de dónde militen y que lo que sobran son los dirigentes oportunistas, deseosos de traer la paz social y la gobernabilidad al régimen. Ahora lo que  toca es darnos cuenta de que tampoco necesitamos a esos dirigentes oportunistas para que nos representen políticamente. Este es el momento para que la consigna de levantar un nuevo Frente Popular, tantas veces repetida durante la Marcha,  pase de ser una declaración de intenciones desde la tribuna de oradores, a convertirse en el eje central de nuestra lucha antes de la siguiente gran movilización en otoño. Independientemente del carácter de la próxima gran movilización, de si se tratará de una gran Marcha, de una Huelga General o cualquier otra acción, lo fundamental es dotarnos de un Frente Popular que garantice que las luchas que libremos estén respaldadas por una alternativa de poder política del pueblo.

Ahora lo que toca es dar esa batalla, y las únicas organizaciones imprescindibles para este primer impulso son las dispuestas a ello, porque se encontrarán con todo un pueblo deseoso y necesitado de la Unidad Popular y esa es la verdadera fuerza.

 Para conseguir esto hay tareas que apremian, como la de dotarnos de una estructura organizativa, de un andamiaje estatal que sostenga  toda la fuerza que se movilizó y simpatizó con el 22-M. Hay que consolidar esa estructura apoyándose en lo ya construido,que no es poco, en las  coordinadoras locales y provinciales de apoyo a la Marcha de la Dignidad sembradas en todas las provincias y que alimentaron las columnas. Con una representación proporcional  de todas las coordinadoras hay que apuntar hacia una gran Asamblea Estatal por la construcción del nuevo Frente Popular dónde se sienten las bases de un mínimo marco programático que garantice lo que en este régimen ya no cabe “el Pan, el Techo y el Trabajo”.

La clave ahora no es debatir sobre cuál va a ser el carácter de la próxima gran movilización de las Marcha por la Dignidad, ni siquiera ponernos cómo objetivo a cuántos millones de personas movilizaremos, sino en darnos cuenta de que la siguiente gran movilización tiene que ser el primer acto masivo del nuevo Frente Popular de los trabajadores y pueblos de España. Si conseguimos eso, garantizaremos que la próxima movilización sea un éxito, y aún algo más importante, que sea un pulso por la disputa del poder.Que nadie busque atajos, la tarea pasa por afrontar las tareas democráticas que la oligarquía nunca consintió en este país. Los fascistas que se levantaron contra el pueblo democrático, tendrán que volver a verse con un nuevo Frente Popular formado por los trabajadores de los pueblos del Estado español. Podemos y debemos hacerlo.

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

SOBRE LA VIOLENCIA EN EL 22-M

Carlos Quintero. 1/4/14.Imagen

El tema del uso de la violencia  debe ser analizado lejos de apasionamientos y argumentos moralizantes. Para refutar a Cifuentes y otros elementos del PP sobre  la justeza del monopolio de la violencia por parte del Estado no hay que remitirse a la revolución Francesa (visto lo visto, creo que la lacra que nos gobierna en España no estaría en el Tercer Estado) teniendo casos muy concretos y cercanos como su posición de apoyo a los nada pacíficos ultra nacionalistas y fascistas ucranianos, a los que ahora  les untan con dinero para que defiendan sus intereses en la zona como siempre ha hecho la oligarquía con los fascistas.

Hay que hablar claro, y sobre todo cuando se trata de desentrañar problemas tácticos. No nos podemos andar por las ramas y  posturas “políticamente correctas” a riesgo de quedarnos empantanados en los laberintos teóricos de la clase dominante, ya que eso, que en términos granscianos (tan recurrentes en estos días –sólo para lo que algunos le interesa, como hacen todos los grandes revisionistas con la teoría marxista-) se denomina “sentido común”, es lo políticamente correcto. La violencia existe cotidianamente, y va a seguir existiendo cotidianamente por mucho tiempo, y es un factor que las clases dominantes tienen en cuenta, y nosotras, las clases dominadas, también tendremos que tener en cuenta, no desde un punto de vista moral, sino táctico. Es aquí donde tenemos que situar el malditamente controvertido asunto de la batalla producida entre un par de centenares, (a lo sumo) de manifestantes y la policía, al final de la Marcha del 22-M.

El asunto a mi entender es sencillo. Podemos, dividir a las masas en 4 grandes campos en cuanto a su posición con respecto a la lucha popular que se viene produciendo, a saber: Los que “están organizados” (en diferentes grados), los que sin estar organizados, “se movilizan”, los que sin estar organizados, ni movilizarse, “Simpatizan” con los anteriores, y los que “son contrarios” a los anteriores. (Se podría discutir, aunque no se pretende aquí, si existe un campo o no de gente “ajena” a las cuestiones políticas, lo que dudo, ya que los grandes medios de masas raramente dejan flecos sueltos a la hora de generar conciencia).

A grandes rasgos hemos de entender que el único camino para dar la batalla política al régimen y sus gobiernos, es que cada vez el campo de los organizados crezca más y más (y crecer también implica el organizarse mejor y con unos objetivos más acertados -crecimiento cualitativo y no solo cuantitativo-). Una vez Producido esto, como paso irrenunciable y necesario, se podrá aspirar a generar un fuerte trasvase de millones de personas desde el rechazo a la simpatía, desde la simpatía hacia la movilización y desde la movilización a la organización. Nunca se puede saber con exactitud mecánica cuantos millones de personas se necesitan en cada grupo para tener hegemonía,  pero convengamos que en este país, son necesarios, para poder plantarle cara al régimen, al menos una movilización prolongada en el tiempo de no menos de 10 millones de personas y una simpatía generalizada de la gran parte de la población.

Este planteamiento, que en estos momentos pasa ineludiblemente por situar el objetivo fundamental en la fortaleza organizativa concretada en estructuras políticas, y no en el grado de violencia de los choques entre el pueblo y la oligarquía, o en la herramienta de lucha puntual que se pueda utilizar en cada momento, choca profundamente con varias corrientes de opinión que se rozan y se rozaran en el seno del tejido social que posibilitó el 22-M.

En primer lugar choca con los que piensan que una Huelga General es la quinta esencia de la pureza en la lucha y si es permanente, sin lugar a dudas, nos pone en las puertas de la revolución, lo entienda, o no lo entienda la gente. Pero no voy a detenerme ahora en este posicionamiento, sino en uno aún inferior y más nocivo aún, que es el de que “La lucha cuerpo a cuerpo con la policía” es el camino, que, alumbrado por un pequeños grupo de heroicos “guerrilleros” urbanos, alumbrará al pueblo hacia la libertad, y si el resto de organizaciones no lo entiende, son unas “reformistas” y  las masas que no simpatizan con su parodia de lucha urbana, son una clase media que necesita más palos y más miseria para “proletarizarse” y lanzarse junto a ellos a la “lucha callejera”.

La herramienta de lucha válida y oportuna es la que pueda ser secundada en cada momento por las masas organizadas ampliando sus bases, ampliando a los que se movilizan e inclinando la simpatía de la población hacia los sectores organizados de la lucha popular.

Los gobiernos  del régimen  siempre tratarán de cortocircuitar ese trasvase. Ahora mismo usan la represión física y económica para tratar de destruir las estructuras  solidarias, sindicales y políticas que están permitiendo la continuidad de la lucha. Es ahí donde centran su arsenal represivo para tratar de desactivar a los cuadros políticos. Al mismo tiempo, miran con preocupación al sector de masas que se moviliza y para tratar de impedir que crezca (porque este sector es al fin y al cabo el que permite hacer caer la balanza) centra su lucha fundamental en tratar de generar frustración, y desconfianza hacia las estructuras de lucha organizadas. Para esto no escatiman en comprar a un pequeño sector, siempre sensible al soborno dentro de las estructuras políticas  y sindicales y después hacer público el soborno gota a gota.

La urgencia, pasa por, apoyándose en las luchas populares que se están dando,  fortalecer a esa masa organizada, primero cualitativamente, mediante la táctica del Frente Popular y la estrategia de la Ruptura Democrática, para que pueda crecer cuantitativamente el músculo social. Hay que entender que una de las principales causas de la incapacidad que tiene el pueblo en estos momentos para plantar batalla, es que las organizaciones estamos dando luchas dispersas y sin un objetivo político que sitúe el problema y su solución con claridad.

Afortunadamente, y esta es la clave de toda la controversia vivida en estos días, las posiciones “ultraizquierdistas de lucha callejera”  en estos momentos, y que se oponen rabiosamente a la táctica del Frente Popular, han sido minoritarias, muy minoritarias, en la “masa organizada” que ha construido el 22-M. Decimos que esta es la clave de toda la controversia  por la cuestión de que el régimen, trata por todos los medios de conseguir dos objetivos: Por un lado que “la masa organizada” no avance cualitativamente (como paso previo para crecer) y por otro, minar el campo de “los que se movilizan” y “simpatizan” con los organizados. En este sentido, nuestros “amigos” los de la “Lucha callejera” son una de las teclas que el régimen tiene que tocar.

Al régimen le interesa mantener a la “masa organizada” en debates estériles, dividida, desorientada políticamente y desacreditada ante la opinión pública. No obstante saben que la “masa organizada” que estructuró  el 22-M marcó un debate contundente, estuvo pegada a la clase trabajadora, se ganó su simpatía y una parte importante de las organizaciones señalábamos al Frente Popular, como el camino para la continuidad y el fortalecimiento de la lucha popular. Ante esto la estrategia del gobierno era clara, había que desplazar la hegemonía del protagonismo desde los que venían hablando del Frente Popular que eran mayoría, hacia ese grupúsculo, que en vez de por el fortalecimiento organizativo y atraer la simpatía de las masas, apostaba por su protagonismo de “lucha callejera”. Además, el régimen, sabía que la batalla que tenía que plantarle al pueblo no estaba en las calles de Madrid el 22-M, sino que su batalla contra la Marcha se daría donde más cómodo se siente el régimen dando batalla, que no es en el plano policiaco y represivo (algunos no han entendido esta máxima de los regímenes burgueses-parlamentarios)  sino el plano de la batalla mediática para ganar la opinión pública.
A partir de esto el operativo es consabido. Los mandos, bajo una estrategia política,  emprenden con sus unidades de la UIP una provocación relámpago por parte de la policía en forma de carga, para automáticamente, desplazar el eje del protagonismo desde la tribuna, hacia el grupúsculo de “Luchadores callejeros” que pasan a la acción. Los mandos mantienen, aún teniendo una correlación de fuerzas infinitamente mayor en esos momentos, a unidades policiales bajo el ataque de estos grupúsculos. Los mantienen el suficiente tiempo como para que los medios de comunicación obtengan una buena “munición de imágenes” con las que después dar una dura batalla mediática, ellos con la gran artillería comunicativa, nosotros divididos en absurdos debates en los que se nos insta a “condenar la violencia” y a “desdoblarnos” entre seguir manteniendo nuestra táctica o arropar políticamente al grupúsculo que está “trabajando para el inglés”. El régimen trata de “embarullar” lo que ha sido una victoria limpia del pueblo.

Cabe destacar que esta táctica de los gobiernos del régimen cada vez está más al límite, y bien pudo costarle la vida a varios de los más de 60 heridos de la policía (Además de a manifestantes que pueden verse atrapados en la confrontación). Este hecho  provocó una airada protesta de los miembros de la UIP hacia sus mandos, en la que piden la destitución de la cúpula policial al mando del operativo e incluso ha provocado una investigación, eso sí, reservada, que ha sido anunciada por Ignacio Cosido.

En conclusión, el régimen, apoyado en algunos elementos totalmente ajenos a nuestra lucha y nuestra táctica, tratan de vapulearnos, aislarnos y ganarse el apoyo de la opinión pública para endurecer las medidas represivas que pagaremos todos. Esto es sencillamente intolerable y si  bien es cierto que corresponde al Ministerio de Interior velar por el orden en las calles, nos corresponde a nosotros velar por los propios intereses de nuestra lucha y ser firmes y contundentes a la hora de expulsar a estos elementos de las filas de nuestra lucha para garantizar nuestra seguridad y autodefensa ante el régimen.  Nos estamos jugando demasiado.

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

COMUNICADO DE REPUBLICANOS SOBRE GIAHSA

ImagenLa empresa pública GIAHSA, que actualmente abastece a unos 450.000 abonados en toda la provincia y que viene acumulando una deuda de 85 millones de €, ha recibido un crédito por la misma cantidad con unos intereses de 88 millones de € a pagar en 13 años. Total, 173 millones de € que, cómo no!, se pagarán a través de subidas en los recibos de los vecinos. Los gestores de dicho crédito son: presidente Miguel Novoa (actual delegado de Aguas de Valencia en Huelva), vicepresidentes Fco. Javier Camacho (IU), Francisco Viejo (PA), Ezequiel Ruiz (PSOE) y David Toscano (PP). El crédito ha sido avalado por los ayuntamientos pertenecientes a la Mancomunidad de Aguas y Servicios (MAS) con su propio patrimonio. Esto significa que los pueblos que actualmente están en la MAS pasan de ser deudores de GIAHSA a ser avalistas sin ningún tipo de beneficio.

Detrás del crédito se encuentra un, nada transparente, fondo de inversiones con base en Luxemburgo y dirigido por residentes en Gran Bretaña. Estos a su vez representados por un famoso ultraderechista español afincado en Londres, Jaime Lamo de Espinosa. Como bién es sabido, estos fondos no regalan nada, así que además de los intereses, exigen el control absoluto de la política de precios y la gestión de GIAHSA. De modo que no podrá tomarse ninguna decisión importante sin el consentimiento de estos tipos. Además de una prenda del 100% de las acciones, el aval de los patrimonios municipales y la obligación de los ayuntamientos de no salirse de la mancomunidad mientras dure la amortización del préstamo. De lo contrario serían embargados y el recibo del agua secuestrado. Esta es la situación. Mientras que la Fiscalía anticorrupción sigue mirando para otro lado, esta panda de cargos vende las empresas públicas al mejor postor.

Por otro lado tenemos el caso de pueblos que se salieron de MAS, no corriendo mejor suerte. Pues alcaldes PPeros y supuestos Independientes en connivencia con otros tantos (PA y UPyD), entregaron los diferentes servicios de gestión de agua y basura a la empresa privada Aqualia y otras. Hipotecando el servicio de aguas por 25 años.

¿Qué hacer?

Ante estas circunstancias, al pueblo ni se le consulta ni se le pide opinión. Pues bien, en Republicanos pensamos que se la pidan o no, el pueblo debe darla. Debe exigir ser escuchado. Se trata no solo de un bien común de primera necesidad, se trata de que todo el patrimonio de cada pueblo pasaría a manos de tiburones especuladores en el caso de salirse de MAS. Y en el mejor de los casos, sufrir abusivas subidas en las facturas del agua y la basura. En el municipio de Galaroza se ha dado un paso fundamental. Exigir que se haga un referéndum, exigir que el pueblo sea escuchado para no hipotecar su futuro a tan alto precio.

Desde Republicanos condenamos y denunciamos las cacicadas de los partidos de turno, para con el patrimonio del pueblo y sus servicios públicos. Apoyamos a los vecinos de Galaroza en su lucha por decidir el futuro de lo que es suyo por derecho, así como animar a todos los municipios de la provincia a seguir su ejemplo. Defendemos la gestión pública del agua y la basura para que esté al servicio de los municipios y no en manos privadas ni de instituciones antidemocráticas, con caciques locales puestos a dedo, como son las Diputaciones Provinciales.

Republicanos Huelva, Miércoles 19 de Marzo de 2014.

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados