¡Urdagarín utilizaba la embajada española en EE.UU para sus negocios privados!

Urdangarín utilizaba la embaja de España en EE.UU para sus negocios privados con el consentimiento de el gobierno y de la Casa Real.

Que la Casa Real es una gran embajadora de nuestro país en el extrajero, es un discurso manido y muy utilizado por el régimen que trata de justificar dicho estamento. Pues bien, se va conociendo de qué manera representa la Casa Real a España en el extranjero. Es más que obvio que la Casa Real en el extranjero no representa los intereses generales de la nación, es decir, los intereses generales de los ciudadanos, sino que representa los intereses particulares de las grandes fortunas españolas como “Telefónica”, “Repsol”, “Banco Santander”…

Iñaki Urdangarín habría utilizado su cargo institucional para hacer negocios privados tanto desde Zarzuela como desde el Palacio de Marivent. Sin embargo, una vez que se trasladó a vivir a Estados Unidos ha hecho lo mismo con la Embajada española en Washington.
 
Así lo confirman declaraciones de miembros de la delegación diplomática en las que el yerno del Rey no sale muy bien parado. De hecho, aseguran que utilizaba a su antojo los servicios de la Embajada y “disponía de todo lo que podía proporcionarle”, especialmente los vehículos oficiales y determinadas salas de reuniones y despachos. Igualmente, tachan a Urdangarín de “irrespetuoso” con las normas protocolarias y de seguridad establecidas en la propia Embajada. “Llamaba por teléfono directamente al secretario del embajador o al propio embajador para solicitar lo necesario, evitando los cauces habituales.
Además, todo esto lo pedía sin previo aviso, sin plazos y a su libre albedrío”. De este modo, estos miembros de la delegación afirman que el marido de la infanta Cristina accedía a algunos despachos y salas para mantener en ellas reuniones de negocios o relacionadas con sus actividades profesionales en Washington. Los agentes de seguridad indicaron también que hacía lo mismo con los vehículos oficiales, destinados únicamente a actos oficiales o para atender otras necesidades. “Solicitaba los vehículos sin ningún tipo de problema. Los pedía directamente, cuando son automóviles de protocolo, destinados a tareas concretas”, aseguran. Todo ello, a pesar de que los duques poseen tres vehículos en Washington, un pequeño utilitario, un monovolumen y un todoterreno. A ellos habría que sumar los de los escoltas que velan por su seguridad.
 Era tal el comportamiento de Urdangarín que el propio embajador, Jorge Dezcallar, elevó en varias ocasiones quejas al Ministerio de Exteriores por las formas del duque. Sin embargo, la respuesta del Ejecutivo fue siempre el silencio.

Agencias/Gaceta Actualizado ( Miércoles, 11 de Enero de 2012 10:04 )

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s