IU y el MUP-R ante los resultados electorales en Cartaya

Izquierda Unida y el Movimiento por la Unidad del Pueblo-Republicanos felicitan al pueblo de Cartaya por la alta participación en las elecciones locales del pasado 22 de mayo y por haber conseguido la caída del régimen del PSOE. Nos alegra que quienes convirtieron su mayoría absoluta en una forma absolutista de ejercer el poder hayan sufrido una derrota que les aparta del gobierno municipal. Consideramos que para lograr ese objetivo ha sido decisivo el trabajo realizado por IU desde que obtuvo por primera vez representación en Cartaya en 2003.

 

La satisfacción por la caída del millanismo no nos impide reconocer que IU ha sufrido una derrota en Cartaya, pasando de dos a un concejal, con la pérdida de más de la mitad de los votos obtenidos en 2007. Esa derrota se debe, entre otros factores, a la existencia de nuevas fuerzas políticas que han canalizado el descontento hacia el PSOE y a que no hemos sido capaces de traducir en votos el gran trabajo que hemos hecho como principal fuerza de la oposición.

IU y el MUP-R expresan su preocupación por el avance de la derecha política en Cartaya, que ha conseguido cinco concejales (cuatro el PP y uno UPyD). El PP ha logrado captar buena parte del voto de la derecha económica, que hasta ahora iba al PSOE. Llamamos la atención sobre la campaña xenófoba e intolerante hacia las personas extranjeras asentadas en Cartaya que ha desarrollado el PP, campaña que consideramos impropia de una fuerza política que se considere democrática.

Damos la enhorabuena a ICAR por el resultado obtenido. Consideramos que ese partido tenía dos opciones: ser consecuente con su definición como fuerza progresista e intentar actuar como tal, o llegar a acuerdos con la derecha para formar un gobierno estable, pero alejado de los principios que deberían caracterizar a cualquier fuerza de progreso, como son la defensa de los servicios públicos; del interés de los trabajadores y de las capas populares de la población, y de la democratización de la vida municipal para que el ejercicio de la política no sea un privilegio de unos cuantos y sí un derecho real de todos los cartayeros y cartayeras. Consideramos negativo que ICAR se haya decantado por la segunda de esas dos opciones, alcanzando un pacto con el PP, cuando podría haber elegido un acuerdo a la izquierda, aunque fuese con un gobierno en minoría, pero que, precisamente por esa razón, se hubiese visto en la obligación de dialogar de forma permanente con todas las fuerzas políticas representadas en el Ayuntamiento y a la búsqueda constante del consenso.

De lo que haga ICAR en su alianza con el PP dependerá que se ponga fin al uso partidista del Ayuntamiento y de sus recursos, como se ha hecho hasta ahora con el PSOE. En las manos de ICAR está que el cambio no sea la sustitución de un régimen basado en el miedo, el enchufismo y la compra de voluntades por otro de iguales características, pero de signo político distinto. ICAR, como partido más votado, tiene la responsabilidad de hacer que no se vea frustrado el deseo de cambio expresado por el pueblo de Cartaya en la urnas para restaurar la democracia, la igualdad de oportunidades, la transparencia y el respeto a la pluralidad en nuestro municipio.

 

 

Cartaya, 3 de junio de 2011

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Comunicados, Republicanos Cartaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s